Pexels

Un estudio revela un aumento dramático en el uso de telesalud durante los primeros cuatro meses de la pandemia de COVID-19 de más de 36 millones de personas en los Estados Unidos.

Utilizando datos del repositorio Blue Health Intelligence, empresa independiente de análisis y datos, que es licenciataria de Blue Cross and Blue Shield Association, los investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg compararon los datos de reclamaciones de marzo a junio del 2019 con marzo a junio del 2020. Donde durante los primeros cuatro meses de la pandemia, las visitas de telesalud representaron el 23.6% de todas las interacciones, en comparación con el 0.3% de los contactos en 2019.

«La primavera del 2020 representó por primera vez en la historia de los Estados Unidos una proporción tan grande de estadounidenses que tuvo amplio acceso a los servicios de telesalud. Al realizar este estudio, buscamos comprender los patrones de atención virtual durante esta fase inicial del COVID -19«, mencionaron los investigadores.

Por que es importante

El estudio, que se publicó esta semana en el  Journal of the American Medical Association Network Open, respalda los datos existentes que muestran tasas de telesalud disparadas en medio de la pandemia. Los investigadores limitaron la población del estudio a personas cubiertas a través de la Ley de Atención Médica Asequible basada en el empleador y otros planes de seguro médico privados, pero no Medicare o Medicaid, una limitación importante, dada la evidencia emergente sobre el papel de la atención virtual en la exacerbación de la brecha digital.

Aun así, los investigadores encontraron que las tasas de uso de cuidado virtual eran más altas en los vecindarios más «socialmente favorecidos» en comparación con los vecindarios menos favorecidos socialmente.  Las tasas también fueron más altas en los Estados y en ubicaciones urbanas con altas tasas de COVID-19 durante el estudio.  «La edad y la carga de morbilidad parecen estar asociadas con la adopción de telesalud, en personas de 18 a 49 años con 2 o más afecciones crónicas las cuales utilizan más telesalud«, anotó el estudio.

«Aunque algunas de las asociaciones que descubrimos pueden ser exclusivas del entorno COVID-19, posiblemente los conocimientos que obtuvimos serán relevantes para la trayectoria futura de la telesalud sin importar la dirección que tome«, escribió el equipo de investigación. Para mas información consultar la Fuente: Healthcare IT News.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.