Bill Siwicki.- Un fisioterapeuta y experto en telesalud muestra cómo las tecnologías pueden ayudar a los pacientes, especialmente en poblaciones desfavorecidas, a acceder a la atención que necesitan y cumplir con un plan de atención.

Las poblaciones minoritarias y de bajos ingresos tienen menos probabilidades de someterse a una cirugía ortopédica, y es más probable que experimenten malos resultados cuando lo hacen. Las afecciones musculoesqueléticas no tratadas pueden provocar un comportamiento sedentario que provoca o empeora las comorbilidades, como la diabetes, la obesidad, la depresión y el uso indebido de opioides. Los desafíos de acceso son en parte culpables. Las poblaciones desfavorecidas enfrentan muchas barreras para recibir atención, incluidas las bajas tasas de derivación, la falta de aceptación de Medicaid y las dificultades de transporte. Los expertos en telesalud dicen que ofrecer educación a distancia y fisioterapia a los pacientes puede mejorar el acceso de las poblaciones vulnerables, entre ellas:

  • Pacientes en comunidades rurales que viven lejos de los centros de atención tradicionales.
  • Pacientes que no pueden pagar los copagos de las citas médicas o de fisioterapia ambulatoria.
  • Pacientes en comunidades urbanas cuyos problemas de movilidad dificultan salir de casa.
  • Pacientes cuya incapacidad para ausentarse del trabajo o asegurar el cuidado de los niños limita las visitas en persona.
  • Pacientes que hablan inglés como segundo idioma.

¿De qué manera ofrecer educación remota y fisioterapia remota a los pacientes mejora el acceso a poblaciones vulnerables?

Fisioterapeuta Bronwyn Spira, fundador y director ejecutivo de Force Therapeutics, responde que en primer lugar, las plataformas de educación remota y fisioterapia reducen la necesidad de que los pacientes asistan a las citas en persona. Cuando los hospitales, los sistemas de salud y los centros quirúrgicos ambulatorios (ASC, por sus siglas en inglés) implementan herramientas de control remoto y gestión de la atención, sientan las bases para lograr una mayor equidad en salud al eliminar algunas de las barreras físicas a la atención. Al comienzo de un episodio quirúrgico, por ejemplo, reemplazar las citas preoperatorias en persona con clases de educación virtual significa que los pacientes pueden obtener toda la información que necesitan para prepararse para la cirugía sin salir de casa.

Educar a los pacientes sobre lo que pueden esperar de su cirugía, incluidos los resultados típicos y cuánto tiempo llevará su curación, les ayuda a establecer objetivos apropiados para su recuperación. Todo el contenido de educación remota debe adaptarse al paciente y su condición, e idealmente debería reflejar sus comorbilidades, medicamentos y determinantes sociales de la salud, ya que estos factores influyen en cómo es probable que un paciente responda al tratamiento.

El contenido debe entregarse en el idioma nativo del paciente y debe presentar instrucciones claras y fáciles de entender. Involucrar a un socio de atención que pueda apoyar el viaje de recuperación del paciente también puede ser extremadamente beneficioso. A muchos pacientes les resulta útil volver al contenido valioso a medida que surgen preguntas, y los cuidadores pueden ayudarlos reforzando las instrucciones del equipo de atención en el camino. El contenido también debe ser fácil de digerir y debe llegar al punto apropiado en el viaje del paciente, para no abrumar a los pacientes con demasiada información.

Por ejemplo, antes de la cirugía, los pacientes necesitan información sobre cuánto tiempo estarán fuera de servicio y cómo preparar su espacio para moverse con un dispositivo de asistencia. Unos días después de la cirugía, necesitan información sobre cómo controlar la inflamación y el dolor. Muchos hospitales y ASC también ofrecen a los pacientes la opción de PT virtual para complementar o reemplazar el PT ambulatorio tradicional, ya que la terapia remota ofrece resultados similares a un costo de oportunidad mucho menor para el paciente.

Los ensayos aleatorizados han demostrado que el PT virtual produce resultados similares a los del PT ambulatorio después de los procedimientos de artroplastia total de rodilla y cadera , siempre que el programa virtual sea recetado por el equipo clínico tratante. Además del ahorro de tiempo que implica, reemplazar el PT tradicional con PT remoto puede ahorrarles a los pacientes cientos de dólares en copagos y conveniencia, ya que los pacientes pueden completar la rehabilitación en su propia casa en un momento conveniente. Para mas información consulte la Fuente: Healthcare IT News.